¿Eres fotógrafo profesional?

Ser profesional no es estar dado de alta en la seguridad social. Eso no te convierte en ‘profesional’. El término profesional es utilizado a menudo para denigrar o alabar el trabajo de alguien. ¿Qué es y qué no es ser profesional?

Carmen Carreño

Lo que no es:

  • Tener una cámara grande. Muy grande. Cuanto más mejor. Así los clientes pensarán que eres muy muy bueno.
  • Estar dado de alta en la seguridad social. Hay fotógrafos ‘amateur’ (por llamarlo así) mejores que los muchos de los que se dedican ‘profesionalmente’ a ello, infinitamente mejores.
  • Saber mucho de cosas técnicas. Cada una de las piezas, peso y composición de la cámara. Todos los modelos que hay en el mercado mundial, el punto dulce de cada uno de los 10000 objetivos existentes. Saberse toda la terminología ‘científica’ y freak. Poder debatir cualquier cosa técnica.
  • Hacer 100 fotos de cada cambio, porque alguna saldrá bien. Las editoriales de 10 horas o los trabajos infinitos que nunca acaban (dejando obviamente a un lado lookbooks, bodas, eventos, trabajos que necesariamente requieran ese tiempo).

Qué es:

  • Persona que se esfuerza cada día en aprender, en innovar, en probar, en ver trabajos y trabajos.
  • Trato con el cliente, equipo y modelos adecuado, profesional en todo su esplendor.
  • Tener ojo fotográfico y creatividad (la creatividad no la enseñan en ninguna escuela, y es importante trabajarla).
  • El que tropieza una y otra vez, el incansable, el que no se rinde.
  • El que no baja los precios hasta mínimos incoherentes, el que no devalúa el trabajo de los demás con ellos.
  • Un fotógrafo profesional es un fotógrafo polivalente. Hasta Mario Testino hace bautizos (de la jet set, eso si).
  • El que es serio en el trabajo, entrega trabajos de calidad, paga a los miembros del equipo en cada trabajo remunerado (también workshops y talleres, no se nos olvide) y trata con esa misma profesionalidad a los componentes de un equipo de proyecto personal. Ninguno es menos que el otro.
  • El que aconseja y guía al cliente y componentes del equipo, antes, durante y después.

¿Es necesario seguir despreciando a aquellos ‘no profesionales’? Muchas veces veo envidia en aquellos comentarios hacia trabajos infinitamente mejores que los mismos que utilizan esta palabra, de gente muy joven o no tanto, pero extremadamente competente y preparada. ¿Quizás no sean ellos los profesionales?

Sigue mi trabajo en Web de Carmen Carreño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s